FAD
Menu
KutxaBank

Sigo siendo el mismo

Actividad previsionado

Descarga la actividad en PDF

Existe una construcción social de lo que es divertirse y parece que los efectos de las drogas se parecen en cierta medida a esa construcción. A pesar de que la situación de consumir y no divertirse es muy habitual (por problemas derivados del consumo o porque no “pasa nada”), los jóvenes siguen asociando diversión con consumo de drogas.

Antes de ver las campañas seleccionadas para este bloque, se trabajará en grupo la creación de una breve introducción que dará paso al análisis de dichas campañas.

En grupos de 4-5 personas, describirán una tarde de viernes o sábado. Dónde van, qué hacen, si hay consumo… En el caso de que haya consumo, qué se consume y qué se espera lograr con ese consumo (si son alumnos que no suelen consumir, se les pedirá que piensen en los que sí lo hacen). Para ello se les dejará 10-15 minutos, para posteriormente ponerlo en común y buscar las coincidencias en las propuestas planteadas. “Fotografía de viernes o sábado tarde-noche”.

Recorrido Virtual

Para realizar este bloque de actividades debe visionarse la campaña “El tiempo que le dedicas al alcohol", de esta Sala Virtual "Alcohol, la sustancia amiga".

Descarga el material audiovisual

Puedes navegar por esta sala virtual e interactuar con sus elementos destacados para visualizar las campañas.

Actividad de postvisionado

Descarga la actividad en PDF

Una vez vistas las campañas seleccionadas, se lanzan las siguientes preguntas:

¿Qué hemos visto? ¿Cuál es el elemento común en ambas secuencias? ¿Coincide con nuestra fotografía? (el alcohol es un elemento importante, asociado a bienestar, “buen rollo”, despreocupación, diversión) ¿Qué se suele esperar del alcohol? ¿Se consigue realmente gracias a él? Con este debate se pretende que los jóvenes identifiquen los elementos que realmente son clave para que haya diversión (compañía, música, alcohol, ¿siempre?). Sentirse unido al grupo es una necesidad de las personas y parece que el consumo de drogas y ciertos estados de euforia y desinhibición que los acompañan pudieran ser una forma de satisfacerla. La cuestión aquí es que las relaciones humanas necesitan de otros elementos para poder desarrollarse de forma sólida y estable, y esto no se consigue en una tarde o en una noche de diversión (menos mediada por drogas).

¿El alcohol es garantía de pasarlo bien? ¿Qué consecuencias estaríais dispuestos a asumir por consumir alcohol?

Ante estas preguntas se divide la clase en grupos de 4-5 personas para que elaboren una respuesta (en las campañas se ve cómo se han perdido dos ocasiones importantes para las vidas de los protagonistas).

Se terminará diciendo que desde fuera es fácil ver el error cometido por los protagonistas, pero que cuando las personas se dejan llevar por el día a día, es sencillo caer en situaciones semejantes a las vistas en los anuncios.