FAD
Menu
KutxaBank

Esta exposición pretende mostrar a los más jóvenes el efecto y repercusión que pueden tener los consumos de drogas en ellos mismos y en su entorno, así como animarles a reflexionar y a debatir sobre los peajes que podrían tener que pagar para lograr determinados objetivos, ya sean personales o sociales.

A partir de la exposición se pueden hacer una serie de actividades vinculadas a cada uno de los bloques temáticos. En cada bloque se plantea una actividad previsionado y otra postvisionado, por lo que es aconsejable que el educador o la educadora realice previamente la visita virtual para seleccionar con antelación el tema o los temas que le interesen trabajar. Una vez seleccionados, podrá realizar las actividades previsionado con el alumnado antes de que éste visite la exposición virtual. Posteriormente a la visita, podrá completar su trabajo con las actividades planteadas de postvisionado.


KutxaBank

En la historia reciente de España, cada década ha tenido sus drogas “estrella”, con sus riesgos, funcionalidades y amenazas asociadas. En los 80, la sustancia dominante era la heroína, asociada a delincuencia, marginalidad o SIDA. Ante las graves consecuencias de este consumo, estalló la alarma social y las drogas se convirtieron en uno de los principales problemas sociales de aquella década. Ya en los 90, llegó la cocaína, con connotaciones más positivas no ligadas a lo marginal sino al prototipo del “yuppie exitoso”. Hasta hoy, donde asistimos a una normalización del consumo de determinadas sustancias, especialmente tabaco, alcohol y cannabis, vinculadas fundamentalmente al ocio y cuyo uso se concentra durante los fines de semana.

Leer más: ¿Qué ha cambiado?
KutxaBank

Los valores son creencias, principios que reflejan nuestros intereses y que orientan nuestra conducta definiendo nuestra actitud ante la vida. Trabajar en las aulas los valores es importante para promocionar un estilo de vida saludable. El adolescente que construye progresivamente un sólido sistema de valores tenderá a desplegar una serie de conductas que le aproximarán al bienestar. En ese recorrido, el docente debe tener un papel de acompañamiento y apoyo al adolescente y ofrecer recursos y espacios de reflexión, a través de los cuales éste irá construyendo su propio sistema de valores.

Leer más: Lo que de verdad importa
KutxaBank

En la sociedad actual, existe una tendencia a la normalización de ciertos consumos de drogas y a su banalización: restamos importancia a los riesgos que llevan asociados. Cuanto menor sea el riesgo percibido en el consumo de una sustancia, mayor puede ser la probabilidad de llevarlo a cabo. Por ello, la prevención del consumo de drogas debe ir mucho más allá de la mera información sobre sus efectos. Se hace necesario promover todos aquellos factores de protección que contribuyan a minimizar los riesgos asociados al consumo. Entre ellos, la toma de decisiones y el autocontrol.

Leer más: La ruleta rusa
KutxaBank

El hombre vive en grupo desde tiempos inmemorables. Estamos tan familiarizados con "el grupo" que, en muchas ocasiones, pasamos por alto la presión que este ejerce sobre nosotros. No somos conscientes de cuántas cosas hacemos simplemente porque los demás las hacen. Nos dejamos llevar aunque tengamos un criterio diferente. En estas circunstancias, las habilidades sociales pueden permitirnos salir airosos de situaciones difíciles como las mencionadas.

Leer más: El peaje del grupo
KutxaBank

El consumo de drogas, como cualquier otro comportamiento humano, implica no solo a la persona sino también a la sustancia y al contexto en el que se desarrolla. De ahí que para prevenir posibles conductas de riesgo sea imprescindible trabajar desde la familia y la escuela, que son los ámbitos más importantes en la educación de niños y adolescentes. La familia es el primer agente socializador. La interacción entre sus miembros y el ambiente familiar constituyen elementos fundamentales a la hora de entender la prevención de los problemas vinculados al consumo de drogas. La escuela, por su parte, además de cumplir con su función instructora, es una institución esencial en el proceso de socialización de niños y adolescentes.

Leer más: ¿Me ayudas?
KutxaBank

Cuando pensamos en los motivos por los que los jóvenes consumen drogas, nos encontramos ante un panorama muy diverso. Nuestro objetivo es trabajar sobre los motivos que identifican los jóvenes para consumir. Saber cómo valoran los beneficios derivados de los consumos y qué consecuencias están dispuestos a asumir. A partir de ahí, será más sencillo "desmontar" algunas expectativas positivas, implícitas en su discurso, y hacerles reflexionar sobre cómo el consumo de drogas no conlleva beneficio en sí mismo, o lo hace durante un periodo muy corto de tiempo.

Leer más: Sigo siendo el mismo
KutxaBank

Podemos definir el ocio como la forma positiva de emplear el tiempo libre. Son numerosas las investigaciones que confirman la relación existente entre determinadas formas de ocio y los consumos de drogas. El consumo de alcohol realizado por los jóvenes durante los fines de semana aparece estrechamente ligado a la necesidad que tienen estos colectivos de relacionarse con sus iguales, de divertirse y de ocupar su tiempo libre. El alcohol se convierte así en un elemento esencial en sus expresiones de ocio y pasa a considerarse un elemento clave de la diversión, junto con la música, el baile y la compañía de otros jóvenes.

Leer más: Ocio y consumo